¿QUÉ HACER ANTE LA GUERRA EN UCRANIA?

¿QUÉ HACER ANTE LA GUERRA EN UCRANIA?

  • Posted by Qveremos
  • On 26th febrero 2022
  • 5 Comments

En las horas inmediatas al ataque ruso sobre Ucrania, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, se dirigió pública y directamente a Putin en la reunión de urgencia del Consejo de Seguridad para conminarle a evitar la guerra con un sencillo mensaje: “Give peace a chance”. Toda su argumentación se condensó en estas cuatro palabras que inmediatamente ponían en la memoria la famosa canción de John Lennon. La argumentación de las democracias occidentales frente a la autocracia de Putin, la guerra, la crisis mundial, el dolor y la barbarie eran así de vacías, simples y huecas, perfecta expresión de a lo que ha quedado reducido Occidente. La mejor argumentación de las democracias occidentales frente a la autocracia y la guerra es el pensamiento de John Lennon.

 

Las soft-skills, el mundo líquido, la posverdad, la ecología para unos pocos y convertida en ideología, los likes, la ideología de género culmen del pensamiento relativista, una sociedad basada en el lema de Bill Clinton “The economy, stupid!”, el individualismo radical como expresión de la autenticidad, y un sin fin de ideas que han ido calando en Occidente, ha llevado a que el portavoz de la defensa del sistema democrático-liberal, de los derechos humanos y de la libertad quede sin argumentos frente al ataque directo a todos esos valores.

 

Hace unos días, una profesora me preguntaba ciertamente angustiada: ¿A quién mandaremos a luchar si hay una guerra? En ese instante y a pocos metros, dos alumnas de 14 años lloraban a lágrima viva porque un profesor les había quitado su teléfono móvil y a lo mejor no se lo devolvía hasta el día siguiente. Y el gran ídolo de esa juventud son Cristiano Ronaldo, Georgina y los Youtubers, gracias a los cuales muchos de ellos han descubierto que existe un lugar llamado Andorra donde si tienes éxito acabarás residiendo.

 

Conscientes de esas debilidades, desde hace décadas Putin y Xi han elaborado un potente discurso en el que se desprecia a Occidente por lo que es y por lo que se ha convertido, erigiéndose frente a su opinión pública y la opinión pública de los grupos conservadores de Occidente en bastiones de las auténticos valores y derechos humanos y de la democracia. La propagando ha funcionado, como funcionó antes con el Kaiser Guillermo II, con Lenin, con Hitler y con Stalin. Su única función es debilitar y dividir, y para ello no hay mejor argumento que una verdad a medias. La realidad que describen sobre Occidente es cierta, pero el mundo idílico que quieren plantear es de nuevo un infierno sobre la Tierra.

 

Dormidos por el consumismo, Putin y Xi saben que es casi imposible que Occidente arriesgue ni una gota de sangre por otro país. Más allá de la economía, no habrá más represalias. La paz y la tranquilidad como valor supremo. Y tras consumarse la anexión de Ucrania (y en el medio plazo la de Taiwan), cuentan con que Occidente buscará nuevas formas de relación con las dos potencias para mantener su status de “bienestar” en aras del diálogo. La democracia reducida al diálogo, las buenas palabras y el bienestar. John Lennon como padre de Occidente.

¿Qué solución podemos plantear? Sin duda que los bombardeos sobre Kiev y las imágenes de familias enteras refugiadas en el metro, como si se tratara de Londres en 1940, han de servirnos para despertar conciencias, exigir sacrificios, rescatar valores y resucitar nuestra civilización, que más allá de una mera actitud defensiva, debe retomar sus responsabilidades. Quizá nuestra más urgente tarea, al alcance de todos y cada uno de nosotros sea recordar a nuestros dirigentes y hacernos eco ante nuestros conciudadanos de las palabras que san Juan Pablo II lanzó a Europa desde Santiago de Compostela el 9 de noviembre de 1982: “Europa, vuelve a encontrarte, sé tu misma”.

 

Mauricio G. Álvarez Rico

Doctor en Historia

Máster en Relaciones Internacionales (King´s College London)

5 Comentarios

Pablo Ortega
Toda la razón. Se cumple aquello de que "los hombres fuertes crean tiempos buenos. Los tiempos buenos crean hombres blandos. Los hombres blandos crean tiempos duros. Lo tiempos duros crean hombres fuertes". Debemos ser fuertes ante los tiempo duros que vienen, para dejar tiempos buenos a nuestros hijos... ¡y enseñarles a ser fuertes!
José Carlos González
Muy de acuerdo. Europa debe "despertar" y asumir, por ejemplo, que debe tener un ejercito europeo profesional y bien dotado (aunque eso cueste dinero) y no confiar en que otros nos defienda. Igualmente, parece que haría falta que se pusiera ya sobre la mesa la eliminación de los derechos de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU. Es evidente la inoperancia e irrelevancia cada vez mayor de esta institución, posiblemente por distintas razones, pero no es una menor ese antidemocrático derecho de veto de los 5 miembros permanentes. Si no sirve ni para condenar un ataque tan grave y flagrante al derecho internacional casi mejor que se autodisuelva (o se reforme de forma sustancial). Y, por supuesto, al margen de la ayuda humanitaria "oficial", creo que todos debemos de buscar la forma de ayudar a la tragedia humanitaria que se está produciendo en aquel país y en los que están acogiendo a los miles de refugiados que están huyendo de la invasión.
JEM
Muy buen artículo! La situación de Europa es realmente preocupante porque ha puesto el foco en temas globalistas, que ni nos definen como civilización ni suponen una diferenciación, como el cambio climático, la ideología de género y otras historias del Nuevo Orden Mundial y de la izquierda global. Es imprescindible recuperar las raíces cristianas de Europa, lo que nos diferencia y nos debe devolver a los orígenes: la defensa de la vida, la dignidad de la persona, el capitalismo humanista, etc. Por ello, y más ahora que Polonia vuelve a sentirse amenazada, es muy oportuno recuperar la figura de San Juan Pablo II, que fue realmente el verdadero impulsor de la actual Europa, la gran Europa, del Este y del Oeste. Nos jugamos el futuro de la humanidad!
Jose Maria Mela
Excelente artículo. Europa, cuna de la libertad, el humanismo y la democracia, vuelve a ser atacada por sus enemigos. La invasión rusa de Ucrania bajo falsos pretextos vulnera la legalidad internacional y representa una amenaza real a nuestro modelo de sociedad. Sobran las razones para defenderla, si bien se echan en falta (al menos por el momento) en nuestros lideres (y en general en la sociedad) sentido de la responsabilidad y espíritu de sacrificio para actuar con la decisión que las circunstancias demandan.
Longinos
Buen artículo! Dios salve Europa

Responder a Jose Maria Mela Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *