El término “casta política” responde a una triste realidad: no hay cauces reales para la participación política de la sociedad. La democracia interna en los partidos es inexistente o muy limitada; y el sistema electoral dificulta enormemente el nacimiento de opciones políticas alternativas.

Es imprescindible devolver su protagonismo a los ciudadanos, reformando el funcionamiento interno de los partidos y la ley electoral. Hay que lograr que los partidos vuelvan a ser, como la Constitución prevé, instrumentos fundamentales para la participación política.

Solo entonces las propuestas políticas volverán a ser ilusionantes. Y el “voto del miedo” dejará de ser la principal propuesta que los grandes partidos hacen a la sociedad.

Qveremos que tu voto importe

  • Qveremos
  • 6th febrero 2015
Existe de una fractura entre la sociedad y sus representantes. Entre los ciudadanos y los políticos. Un distanciamiento que se ha incrementado con la crisis, hasta el punto de hacerse popular el nuevo concepto de “casta política”. “Fractura entre la sociedad y sus representantes”. (por P.W. para Qveremos)   La ciudadanía percibe que su voz […]
Leer más
0 Comentarios