La Justicia en España no goza de gran prestigio: lentitud, falta de preparación entre sus profesionales, escasos medios, politización, filtraciones… son las principales críticas del ciudadano de a pie.

La reforma pasa, entre otras medidas, por i) cambios en las leyes procesales, ii) refuerzo de las oposiciones a los cuerpos de jueces y fiscales, implementando sistemas de formación y evaluación continuada; iii) eliminar la designación política de los magistrados del TS y del CGPJ.

La Justicia, o es independiente y ágil, o no es justicia

  • Qveremos
  • 27th febrero 2015
La pobre valoración que los españoles tienen de sus instituciones, de forma por desgracia justificada en muchas ocasiones, ha alcanzado también al ámbito judicial: La intromisión de la política en los tribunales, los jueces estrella, la lentitud agónica de los procesos… hay graves problemas que reclaman medidas valientes, que permitan recuperar a los ciudadanos la […]
Leer más
0 Comentarios