Los partidos políticos han ido copando espacios de poder que no les corresponden. Muy notoriamente el Tribunal Constitucional, donde se habla abiertamente de magistrados “progresistas” y “conservadores”. Y donde las causas se ralentizan o se aceleran en función de los tiempos políticos.

Igualmente, otra institución del Estado como es el Senado, sufre un tremendo desgaste ante la opinión pública, cuando con un correcto diseño competencial serviría como refuerzo al debate parlamentario y a la representatividad ciudadana. Además, la organización territorial de España en Comunidades Autónomas hace imprescindible transformar el Senado en una auténtica cámara territorial, que asegure la coordinación entre la legislación competencia del Estado y la de las Autonomías.

El Tribunal Constitucional: el guardián encadenado

  • Qveremos
  • 4th febrero 2016
El Tribunal Constitucional debe velar para que la Constitución, norma básica de convivencia entre los españoles, no sea vulnerada por ninguna ley. Por desgracia la forma de nombramiento de sus miembros ha dado lugar a que, ya desde su elección, se hable de Magistrados “progresistas” y “conservadores”, y que ante un asunto de relevancia política prácticamente se pueda asegurar […]
Leer más
0 Comentarios

¿Qué hacemos con el Senado?

  • Qveremos
  • 12th mayo 2015
Uno de los lugares comunes de nuestra política es que se debe eliminar el Senado “porque no sirve para nada y es caro”. ¿Contribuiría esto a resolver nuestra crisis de representación y la hipertrofia de la Administración Pública? ¿Es esta una buena idea? Creemos que no. El Senado tiene un importante papel legislativo, y con […]
Leer más
0 Comentarios