Entrevista a Lourdes Méndez, presidenta de «Familia y Dignidad Humana»

Entrevista a Lourdes Méndez, presidenta de «Familia y Dignidad Humana»

  • Posted by Qveremos
  • On 19th septiembre 2019
  • 0 Comments
  • Familia y Dignidad Humana, ideología de género, Igualdad, LGTBI

Lourdes Méndez: Presidenta de la Asociación “Familia y Dignidad Humana” que agrupa a parlamentarios por la vida a nivel mundial,  es también diputada por VOX, al que representa en la comisión de Igualdad del Congreso. 

 

¿Quién forma parte de la Asociación Familia y Dignidad Humana, qué objetivos tiene y qué actividades lleva a cabo?

Un número importante de nuestros asociados son políticos. Algunos están en activo y otros lo han sido. También tenemos asociados, que, aunque no sean políticos, tienen influencia o interés por la política. Lo que nos une son los objetivos que persigue la asociación. Nuestros objetivos son: promover la protección de los derechos humanos especialmente la defensa de la vida desde su concepción hasta su muerte natural. También apoyar la familia fundada en el matrimonio de un hombre y una mujer. El valor antropológico, social, histórico y cultural del matrimonio contraído entre el hombre y la mujer le hacen acreedor a ser especialmente apoyado o protegido en cuanto garante de la generación y trasmisión de los valores que se viven en las familias. Otro de nuestros objetivos es la defensa de los derechos de la infancia y del menor, especialmente el derecho de los padres a la libertad de educación de sus hijos.

Usted fue elegida presidenta siendo parlamentaria del PP, y ahora vuelve a ser diputada, pero ahora por Vox. ¿Qué supone eso para la Asociación y a qué retos se enfrenta en esta nueva etapa?

Nuestra asociación tiene socios de diferentes formaciones políticas. y así debe ser. Nuestras señas de identidad son los fines que defendemos, apuntados anteriormente. Es importante la labor de cada uno, independientemente del partido en el que milite. Es verdad que el abandono de la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural y su desaparición de los estatutos del partido popular como principio inspirador, la no modificación de la ley del derecho al aborto cuando se gobernaba con mayoría absoluta, y el apoyo en diferentes C.A. a las leyes LGTBI, me hicieron cambiar de partido y ahora soy diputada por VOX en el Congreso. Dicho esto, en nuestra asociación no entramos en polémicas partidistas, puesto que todos los que formamos parte de la asociación perseguimos y defendemos personalmente los mismos fines, independientemente del partido al que pertenezcamos. Por lo tanto, en esta Asociación se puede ser Presidente de uno u otro partido. En la junta directiva hay personas del PP en activo, y la Presidenta es de VOX.

Este curso hay grandes retos que queremos abordar. El año anterior realizamos un seminario internacional sobre la eutanasia, en el que intervinieron importantes expertos y profesionales, de donde resultó una conclusión principal: El atentando que supone a la dignidad humana, y la irresponsabilidad de intentar aprobar una ley sobre eutanasia sin tan siquiera haber regulado de forma generalizada los cuidados paliativos. Recibimos críticas, por extemporaneo. Se dijo que no era un debate que respondiera a la realidad. Ojalá esas críticas hubieran sido ciertas.

Este curso queremos poner sobre la mesa y abordar el reto demográfico, con soluciones posibles y valientes y otro de los temas que debemos introducir en nuestra agenda es el transhumanismo.

Por otra parte, la gran ofensiva de la ideología de género, la abordamos de forma indirecta, colaborando como socios de la plataforma por la igualdad y la libertad, de la que hace poco abandoné su presidencia.

Además, en el Congreso, ha sido nombrada miembro en la Comisión de Igualdad como representante de Vox, donde tendrá que dar respuesta a temas como la eutanasia, el aborto, la ideología de género… ¿cuáles son los principales desafíos a los que se enfrenta nuestro país en el ámbito de la vida y la familia?

Muchos. Nuestro país se enfrenta a un cambio de mentalidad que se está gestando desde los poderes públicos de forma progresiva. Y necesariamente hay que reaccionar. La ideología de género es uno de esos instrumentos, que tienen como fin la destrucción de la familia. Su objetivo no es la igualdad ni la no discriminación, que obviamente hay que reivindicar, pero de manera justa y sensata. Se estimula la lucha de sexos. Se considera un derecho el producir la muerte de un hijo en manos de la propia madre. Y dentro de poco se aprobará una ley de eutanasia.

La configuración como derechos, lanza a la sociedad un mensaje perverso (sobre todo a los jóvenes), que da como resultado la normalización de unas conductas, que descubren a una sociedad enferma, y además al ser considerados como derechos es muy difícil su reversión. La ideología de género es anticientífica, y perjudica enormemente a los niños en la edad más sensible como es la adolescencia. Es realmente inaudito que se hayan aprobado leyes en las Comunidades autónomas que atentan contra la libertad individual y que vulneran derechos fundamentales. Es escandaloso el intento de adoctrinamiento.

En este sentido, ¿qué cree que supone la llegada de Vox a las instituciones? ¿propondrá Vox medidas de apoyo a la maternidad y se opondrá al aborto? ¿Impulsarán los cuidados paliativos en vez de la eutanasia? ¿Harán frente a la ideología de género?

La irrupción de Vox en las instituciones era absolutamente necesaria. En estos temas no existía reacción de ningún partido político a esta gran ofensiva. Hay un sometimiento general de todos los partidos del arco parlamentario. El exceso de pragmatismo ha dado lugar a aceptar como derechos verdaderas aberraciones, e incluso se vulneran libertades por medio de leyes que imponen sanciones a quien piense diferente. Vox es un soplo de aire fresco. Un referente para nuestros jóvenes. Un revulsivo hacia lo políticamente correcto. Un partido que reivindica las libertades conculcadas…y que se enfrenta a una visión generalizada que atenta contra los postulados de una sociedad libre. ¿Qué es si no, la imposición de una ideología no científica? ¿qué es sino el considerar el aborto como un derecho sin dejar nacer a los más indefensos?  ¿qué es si no el considerar al hombre culpable por el hecho de serlo?, ¿qué es si no el querer cambiar nuestra cultura y nuestra historia?

Si, Vox propondrá medidas de apoyo a la maternidad, como se ha hecho en el pacto para apoyar la investidura en Murcia, y consecuentemente la derogación de la Ley Aído. Se instará a impulsar los cuidados paliativos, ante el sin sentido de proponer leyes de eutanasia sin haber regulado los cuidados necesarios al final de la vida. Si existiesen esos cuidados de forma generalizada, se aliviará el dolor y el enfermo se sintiera acompañado (como ya se hace en algunos hospitales) y no un estorbo, no se reclamaría el morir. También se ha exigido ya en los pactos para apoyar la investidura del gobierno de Madrid y de Murcia, el compromiso de información y consentimiento de los padres para realizar cualquier actividad de carácter afectivo sexual, para evitar el adoctrinamiento.

Por último, usted es diputada por Murcia, región que conoce bien, en la que fue Consejera del Gobierno de la Región de Murcia y por la que ya fue diputada en el pasado. ¿Qué Murcia se ha encontrado en su vuelta a la actividad pública y qué prioridades tendrá en su condición de diputada por Murcia?

Fui Consejera del Gobierno de Murcia hace diecisiete años. En aquellos años estaba en marcha un plan hidrológico nacional, y se hablaba de la llegada del AVE. El Estado de las Autonomías ha perjudicado a las que, como Murcia ha han sido leales con el Gobierno de la Nación. Aún no ha llegado el AVE, y el Plan Hidrológico Nacional se derogó por imposición a Zapatero de ERC. Se ha aprobado una ley de imposición ideológica LGTBI, se ha aprobado la reforma del Estatuto por todos los partidos políticos en la anterior legislatura. Como diputada por Murcia de VOX, defenderé el programa de mi partido, que entre otras medidas propone la defensa de una inmigración controlada y regulada.  Reivindicaremos un plan hidrológico nacional, y defenderé los principios no negociables, la vida, la familia, y la libertad de los padres para educar a sus hijos según sus convicciones.

Especialmente me opondré a la reforma del Estatuto de Murcia en el Congreso, por ser un texto absolutamente ideologizado y que no responde a lo que de forma general y para todo, debe contener un Estatuto.

0 Comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *