Unas Fuerzas Armadas de las que estar orgullosos

Unas Fuerzas Armadas de las que estar orgullosos

  • Posted by Qveremos
  • On 7th febrero 2017
  • 1 Comments

En una sociedad como la española donde una parte importante de la misma suele cuestionar con frecuencia la necesidad y el papel de las Fuerzas Armadas (FFAA), resulta imprescindible explicar las razones que justifican su razón de ser.

Las misiones encomendadas a nuestras FFAA guardan relación directa con las amenazas y riesgos a los que se enfrenta España en el plano nacional e internacional. Si bien es cierto que en la actualidad no se percibe un riego próximo de conflicto armado con terceros países -aunque nunca se puede descartar del todo esta posibilidad- esto no significa que España no se encuentre amenazada por riesgos de otra naturaleza: nacionalismos internos que amenazan su soberanía nacional y su integridad territorial; reclamaciones territoriales de terceros países; tensiones migratorias provocadas por conflictos armados, guerras civiles y situaciones de pobreza en países próximos;  terrorismo internacional cada día más imprevisible, letal, y mejor organizado; aumento del integrismo religioso en los países musulmanes de nuestro entorno; crecimiento del narcotráfico etcétera.

Todas estas realidades justifican la necesidad de unas Fuerzas Armadas capaces de garantizar que sean respetados los intereses nacionales e internacionales de España y, en especial, su soberanía, independencia e integridad territorial. Así mismo, nuestras FFAA constituyen la última garantía para la defensa de los valores y principios que rigen la convivencia de nuestra sociedad.

¿Para qué sirven nuestras Fuerzas Armadas?, ¿cuál es su misión principal y qué otro tipo de misiones pueden llevar a cabo?

La misión principal de nuestras FFAA es garantizar la soberanía, independencia e integridad territorial de España, así como defender sus intereses nacionales e internacionales. Ahora bien, esta tarea no es exclusiva del Ejército como Institución, sino que se configura en la Constitución Española como un derecho y un deber de todos los españoles, por tanto, todos estamos, en cuanto españoles, llamados a contribuir a la defensa de nuestra patria.

Así mismo, nuestra nación ha asumido compromisos con sus aliados de acuerdo a los tratados internaciones firmados, lo que exige nuestra implicación en la defensa de los intereses y valores compartidos con ellos.

Además, cuando existan razones que así lo aconsejen, la acción de las FFAA puede extenderse también a satisfacer otro tipo de intereses que si bien no son estrictamente militares guardan relación con la seguridad nacional o con otros intereses dignos de protección, entre otros:

  1. El apoyo a la acción exterior del Estado y al fortalecimiento de la posición internacional de España
  2. El apoyo a los organismos y administraciones responsables en el caso de desastres causados por la naturaleza o por la acción humana, emergencias, epidemias u otro tipo de catástrofes.
  3. La protección de fronteras.
  4. La lucha contra el terrorismo, el narcotráfico u otras amenazas de carácter organizado.

Para cumplir con su tarea, las FFAA deben tener capacidad para hacer frente a los a los riesgos y amenazas que puedan afectar a nuestro país.

¿Cuáles son las principales necesidades de las FFAA?

Para que las FFAA puedan desarrollar con eficacia su misión se requiere:

1º) Que la política de Defensa sea una política de Estado consensuada en sus líneas maestras entre los partidos políticos y al margen de los avatares de los cambios de gobierno que puedan producirse a lo largo del tiempo.

2º) El fomento de una conciencia y cultura de Defensa en la sociedad española, lo que exige impulsar la cultura de la defensa en la sociedad civil mediante la incorporación en los planes de enseñanzas de contenidos específicos en esta materia, la difusión en los medios de comunicación y redes sociales, prestando especial atención a la juventud, de la acción y actividad que realizan las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil en beneficio de la sociedad y de la importancia histórica que la institución militar ha tenido para la conformación de la nación española.

3º) Una inversión presupuestaria estable en el tiempo debido al elevado importe que supone la adquisición y mantenimiento durante su ciclo de vida de los equipos y sistemas de armas que deben utilizarse.

4º) Un sector industrial de defensa sólido capaz de satisfacer las necesidades de las Fuerzas Armadas. El sector de la defensa tiene un carácter estratégico porque garantiza la independencia tecnológica de la nación, impulsa el tejido industrial y beneficia a la industria civil a la que revierte gran parte de la inversión en I + D realizada.

Propuestas para mejorar la Política de Defensa

  1. Fomentar en la sociedad una cultura de defensa:
    1. Impulsar la cultura de la defensa en la sociedad civil mediante la incorporación en los planes de enseñanzas de contenidos específicos en esta materia. Difundir en los medios de comunicación y redes sociales, prestando especial atención a la juventud, la acción y actividad que realizan las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil en beneficio de la sociedad, así como la importancia histórica que la institución militar ha tenido para la conformación de la nación española.
    2. Impulsar la acción de aquellas instituciones cuyo fin sea promover los valores e ideales de las FFAA, desarrollar la conciencia nacional de defensa y defender el concepto de España como patria común e indivisible de todos los españoles.
  2. Mejorar la carrera profesional del personal militar:
    1. Mejorar las condiciones laborales y sociales de los militares profesionales. Se tendrán en cuenta las especiales circunstancias en que deben desarrollar su trabajo que exigen cambios de destinos frecuentes o estancias en el extranjero prolongadas. En particular con el cuerpo de tropa, se buscarán fórmulas que permitan su continuidad laboral una vez finalice su vinculación profesional con el Ejército sin perjuicio de su incorporación al cuerpo de reservistas.
    2. Dotar de un plan de formación continua a lo largo de su vida profesional a todos los efectivos de las FFAA que les permita adaptarse a las nuevas circunstancias y realidades sociales. En los ascensos en el escalafón se ponderarán de forma equilibrada la antigüedad y el mérito profesional.
    3. Aprobar una Ley de la Reserva que impulse la creación de un cuerpo de reservistas voluntarios como elemento fundamental de apoyo a los efectivos profesionales. Este cuerpo quedará integrado dentro de la organización militar en su conjunto. Se regularán por ley los derechos y deberes de los reservistas, en especial, sus derechos económicos y sociales.
    4. Convertir la Guardia Civil en una cuarta Fuerza Armada especializada en realizar todas aquellas tareas que no siendo de naturaleza estrictamente militar, requieran de acuerdo a un criterio de eficacia, que su desarrollo sea llevado a cabo por un instituto con estructura militar.
  3. Lograr una mejor y más estable financiación:
    1. Incrementar de forma progresiva el presupuesto de Defensa hasta alcanzar los compromisos asumidos internacionalmente de destinar el 2% del P.I.B. a gastos militares, y de estos, al menos un 25%, a sistemas y equipamientos (Compromisos asumidos en la Cumbre de la OTAN de Cardiff en septiembre de 2014).
    2. Aprobar una Ley de Financiación de los Programas de Defensa Nacional que dote de un marco financiero estable a los pagos pendientes de contratos actualmente en vigor de los Programas Especiales de Armamento (PEAs) y a las nuevas inversiones para aquellos programas que tengan una repercusión sustantiva y beneficiosa sobre el tejido industrial nacional, sustituyendo al procedimiento de aprobar mediante Decreto-Ley créditos extraordinarios con los que satisfacer los pagos de los PEAs que ha sido declarado inconstitucional.
    3. Incorporar dentro del presupuesto ordinario del Ministerio de Defensa la totalidad de los gastos en defensa potenciando la transparencia, el control y la eficiencia en el gasto público.
  4. Impulsar una verdadera política industrial de defensa:
    1. Impulsar una política industrial de defensa que garantice a medio plazo la independencia tecnológica de España. Las políticas económicas considerarán al sector de defensa estratégico para los intereses nacionales por lo que se llevarán a cabo acciones de fomento para aumentar sus capacidades tecnológicas y se propiciará la concentración de las empresas del Sector.
    2. Impulsar la colaboración entre las universidades españolas y las FFAA tanto en el ámbito formativo/educativo como en el de la investigación. Esta colaboración se ha demostrado especialmente beneficiosa para el desarrollo de industrias tecnológicas, hasta el punto de ser en países como Israel uno de los motores dinamizadores de la economía nacional.

En definitiva, queremos unas FFAA profesionales, eficaces y con capacidad suficiente para afrontar las misiones que tienen encomendadas, pero no sólo eso, queremos también que la sociedad española tome conciencia del importante papel que juegan las FFAA en beneficio de todos y de su papel garante de nuestro modelo social de convivencia y de nuestro sistema de valores y derechos, sólo entonces España y los españoles podremos decir que estamos seguros ante los riesgos que nos amenazan.

 

*Nuestro agradecimiento a Artículo30, Think Tank especializado en Defensa.

1 Comment

MZA
Los acuerdos de Estado son posibles cuando los grupos políticos tienen sentido de Nación creen en la existencia de valores comunes y no están dispuestos a ir siempre en "contra".

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *