En defensa de todos

En defensa de todos

  • Posted by Qveremos
  • On 13th enero 2021
  • 0 Comments

Los colegios de profesionales sanitarios de Madrid (Odontólogos y Estomatólogos, Farmacéuticos y Médicos) salen en defensa de todos, en especial de los enfermos y las personas con discapacidad, denunciando el peligro que supone la aprobación de la ley de la Eutanasia.

Enlace al comunicado del Colegio de Farmaceúticos de Madrid, el Colegio de Odotólogos y Estomatólogos de la I Región y el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid:

https://www.icomem.es/comunicacion/noticias/3640/Declaracion-oficial-contra-el-Proyecto-de-Ley-de-Eutanasia-de-los-Colegios-de-Farmaceuticos-Odontologos-y-Medicos-de-Madrid

 

La muerte como única alternativa

Denuncian el riesgo que supone para la población en general una ley que, ante el sufrimiento, la enfermedad crónica o la discapacidad, sólo ofrece la muerte como alternativa.

 

La “pendiente resbaladiza”

Recuerdan la realidad que muestran los países donde ya se aplican la eutanasia, en Europa sólo el Benelux, donde la “pendiente deslizante” está provocando la corrupción y/o eliminación del derecho a la vida.

El informe Remmelink realizado por las propias autoridades holandesa recoge como un importante porcentaje de las muertes por eutanasia (hasta un tercio) se realizan sin consentimiento de los pacientes, lo cual supone que se ha eliminado de facto su derecho a la vida. Otros han decidido por él.

En el mismo sentido, se ha visto como en esto países la eutanasia se ha ido extendiendo a todos los colectivos de población: se amplió de enfermos con dolores físicos a enfermos con problemas psicológico; se amplió de personas en perfecto estado de consciencia a personas con discapacidad mental que no podían decidir por ellas mismas; se amplió la eutanasia a menores y adolescentes. Esta es la realidad de la de la “pendiente deslizante”, por eso es de agradecer que los expertos en la materia informen a la sociedad sobre el peligro que supone para todos, pero en especial para los más débiles, esta ley.

 

Indefensión de los profesionales sanitarios

Asimismo, denuncian también el impacto tremendo que esta ley tiene especialmente en el sector sanitario a quien obliga a ser colaborador necesario en la muerte de una persona, en flagrante contradicción con la propia vocación del sanitario que consiste en salvar vidas no en acabar con ellas, tal y como recoge el juramente hipocrático. Esta ley provocará, como se observa en el Benelux, un daño irreparable en la confianza médico-paciente elemento esencial para que la práctica médica se desarrolle adecuadamente. Esto redundará en un claro perjuicio para sanitarios y pacientes.

 

La verdadera solución

Como expertos en la materia los Colegios de Farmacéuticos, Odontólogos y Médicos proponen la solución eficaz, verdadera y ética ante un problema real como es el sufrimiento físico o psicológico, la discapacidad o la enfermedad crónica: los cuidados paliativos. Por eso reclaman la aprobación de una ley de cuidados paliativos que permita que todo español tenga garantizado que será adecuadamente cuidado cuando su salud así lo exija. Una ley de cuidados paliativos es un instrumento de solidaridad entre todos los españoles, un instrumento que muestra que nos preocupamos los unos por los otros. Una ley de eutanasia, además de no resolver nada – simplemente mata el problema -, es muestra de insolidaridad extrema hacia los españoles más débiles.

 

Los grandes perjudicados

De nuevo la experiencia demuestra que cuando se aprueban leyes de eutanasia el desarrollo de los cuidados paliativos se ve perjudicado y esto es grave en una España en que aproximadamente el 50% de los enfermos que necesitan cuidados paliativos no los reciben. Hablamos de unos 60.000 españoles al que no se cuida adecuadamente cada año. Este número, tras la aprobación de la ley de eutanasia, mucho nos tememos que crecerá.

 

Nunca es el momento, menos ahora

Si grave es en cualquier situación aprobar una ley de eutanasia que es un golpe en la línea de flotación de la cohesión social, más grave es como señalan los expertos sanitarios hacerlo en plena pandemia del COVID-19 y sin que exista una ley de cuidados paliativos que al menos diera alternativas a los enfermos o personas con discapacidad.

 

Hay que perseverar en la defensa de la vida

Es posible que esta ley sea finalmente aprobada por el Senado. Sin embargo, como bien señalan los Colegios profesionales es necesario profundizar en qué tipo de medidas se pueden tomar a nivel autonómico para proteger el buen ejercicio de las profesiones sanitarias y la protección del derecho a la vida, en especial el de los más débiles. Ante el olvido del gobierno y sus socios parlamentarios de la protección del derecho a la vida de los más débiles corresponde las instituciones inferiores Comunidades Autónomas y Corporaciones locales dar un paso al frente.

Desde Qveremos no podemos más que unirnos a estas peticiones de los expertos y agradecer su valiente paso adelante en defensa, no sólo de las profesiones sanitarias, sino de todos los españoles que serán los grandes paganos de una ley tan injusta.

 

¡Gracias!

0 Comentarios

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *